Nuestros hijos… los grandes maestros.

Te has preguntado ¿Cuáles son tus defectos?

Te pones a pensar cuando vas a trabajar en ellos o continúas postergando en reconocer y trabajar en ello, pero ¿cuánto tiempo más lo vamos a postergar?

Ya que estos defectos nos limitan a disfrutar con plenitud nuestros presente 💝 este presente que se nos es regalado cada día al abrir nuestros ojos…

Les comparto mi lección aprendida😮👨‍🏫🤓

Después de hacer mi trabajo de auto conocimiento, me percaté que todo aquello que viví; no de forma correcta en mi etapa de adulta joven, me pasó por que no sabía decir que NO, pero…

Aprendí que yo y solo Yo, fui la que tomo las desiciones incorrectas, llevándome por un camino nada agradable…

Hoy soy consiente de este defecto y sigo aprendiendo, hoy más que nunca tengo que aplicarme, puesto que mi pequeña me está enseñando, pues su no es más determinante que el mío 😮

Y tal vez son pequeñas cosas que como padres no, nos damos cuenta, por que aún, su NO, a mi parecer son determinantes y estos son:

No quiero ponerme la ropa.

No quiero comer.

No me quiero poner los zapatos.

Y tal vez como adulto lo vemos como capricho, gracioso o simplemente, no le tomamos importancia, pero al final de cuenta es nuestra elección como tomar las respuestas negativas de nuestros pequeños.

Pues nosotros con el paso del tiempo vamos perdiendo esa determinación o como padres al imponernos vamos quitándoles valor a sus desiciones.

Con nuestro afán de orillarlos a decir que si, los sobornamos, con frases como:

Ya no te voy a querer, ya no tendrás aquello, entre un sin fin de chantajes emocionales 🤔

Por ello es bueno, explicarles todo y de esta forma comprenderán que es momentos de hacer una actividad en especial, por su bienestar.

Tal vez, nos lleve más tiempo, pero evitaremos tanto el pequeño como a uno, frustración y enojo.

También es bueno respetar su NO y recalcarles, que lo estamos haciendo, para que él se sienta seguro@ al tomar su decisión.

También como adulto, tienes que estar en sintonía con tu hablar y hacer, pues tenemos que auto evaluar nuestras acciones y revisar si nuestro NO, está siendo determinante.

Pues si decimos NO, o bueno si!!! un ratito, está bien un poco más!!! o decir si, por compromiso o quedar bien.!!!!

Al final, si no aprendemos a decir NO, pasará mucho, tú no te sientes a gusto, faltas a tú bienestar, lo haces de forma forzada o molesta.

Cuando veas al pequeño como un joven, será demasiado tarde para enseñarle a decir que “NO”. Recuerda que de los 0 a los 9 años, estamos formando el carácter y personalidad de nuestro pequeño@.

Definitivamente conlleva determinación pero tiene muchas retribuciones hasta para ti como papá o mamá.

Pues el enseñar a decir que NO, también vamos a reforzar, para cuando sea adulto, tendrá esta determinación para focaláizar su objetivo, convirtiéndose en un adulto exitoso, en todas las áreas de la vida.

Les comparto un regalo, la página de internet de Ricardo Perret, en la cual podrás descargar libros gratuitos, en lo particular, estoy por terminar la lectura de uno de ellos, titulado…

“El Gen Exitoso”, estoy comprendiendo más, el para que🧘‍♀️ sirve el auto conocimiento, y cómo llegue a la conclusión, que tan importa es enseñarle a nuestros hijos@ a decir “NO”.

ricardoperret.com

2 comentarios sobre “Nuestros hijos… los grandes maestros.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: